Haz una canasta navideña.

La época de las fiestas debe ser de regocijo, de agradecimiento y de buenos deseos.

Es una época ideal para abrir nuestro corazón hacia quienes, a veces, olvidamos o no damos el crédito suficiente a lo largo del año. El armado de una canasta navideña es la forma de agradecer las labores y servicios de estas personas, ya sean amas de llave, jardineros, mucamas, mayordomos, choferes, o incluso los prestadores de servicios públicos, como los recolectores de residuos o el cuidador de la plaza de nuestro barrio.

Si bien podemos adquirir canastas navideñas ya armadas en muchos comercios, a veces esta tarea puede tornarse algo costosa, y poco personal. Por eso, veremos unas ideas para confeccionar canastas navideñas adecuadas, económicas, y que cumplan igualmente con su objetivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *